Compartir

El observatorio de prensa y redes sociales de Migrantes en igualdad muestra hoy como práctica periodística una noticia publicada en El Foro de Ceuta siguiendo la Guía práctica para los profesionales de los medios de comunicación: tratamiento mediático de la inmigración publicada por el Observatorio Español del Racismo y la Xenofobia (OBERAXE).

En el artículo objeto de nuestro análisis, podemos apreciar un cuidado especial en el titular y los textos destacados de la noticia: Dos adolescentes subsaharianos y un adulto logran saltar la valla. El titular responde al criterio de la precisión de datos y la fácil ubicación física de los hechos.

· Esforzarse en la precisión para enmarcar apropiadamente los acontecimientos.

· Presentar la migración como un fenómeno natural de la humanidad y resaltar las pautas por las que pasan dichos migrantes para lograr entrar en España.

· Contextualización adecuada para ofrecer más explicación sobre el hecho tratado.

· Poner en contexto los movimientos migratorios e informar sobre las políticas de los países de acogida.

 

Tres subsaharianos, dos de ellos menores de edad, consiguieron sortear el vallado este martes, accediendo a Ceuta y llegando por sus propios medios hasta las inmediaciones del monte de Aranguren. Allí fueron localizados y atendidos por el ERIE de Cruz Roja, cuyos voluntarios comprobaron que todos ellos se encontraban en buen estado de salud. Dos de los inmigrantes manifestaron tener 16 años, por lo que su traslado inicial tiene como destino el centro de Piniers hasta que las pruebas de verificación de edad determinen que realmente son adolescentes. El tercer acompañante manifestó tener 40 años y su ingreso previsto es el CETI.

La entrada se produjo por la mañana cuando los subsaharianos, procedentes de Burkina Faso y el Congo, fueron encontrados en las inmediaciones del monte. Se procedió a su traslado al hospital para su reconocimiento, aunque no consta que presentaran daños que motivaran su ingreso. Exhaustos, habían llegado hasta el monte en donde fueron localizados, recorriendo las inmediaciones confusos tras sortear la doble valla.

Los pases a Ceuta se están produciendo en goteo, en grupos pequeños pero constantes, integrados todos ellos por subsaharianos que logran pasar el perímetro ayudados de ganchos artesanales para superar los peines invertidos colocados en las coronas de las vallas como medio alternativo a las concertinas, retiradas en su totalidad desde hace un año. Superar ese doble obstáculo es el objetivo de quienes, en muchos de los casos, llevan meses e incluso años esperando en la zona norte para poder cruzar y escapar de Marruecos. Las últimas entradas por Melilla no han hecho sin

Las últimas entradas por Melilla no han hecho sino recrudecer los controles que las fuerzas marroquíes hacen por las inmediaciones de la línea fronteriza utilizando todo tipo de medios, procediendo a detenciones y a alejar hacia el sur a todos los subsaharianos que interceptan por el camino. No se tiene en cuenta los casos de menores ni de peticionarios de asilo.

Esa inmigración que llega previo salto de la valla es menor que la que se produce por vía marítima sobre todo bordeando los espigones fronterizos o a bordo de embarcaciones.